Spectra Tatuajes

La tinta del tatuaje se encuentra en la dermis, la capa más profunda de la piel.Con el tiempo, como es natural, la tinta se desvanece para dar el tatuaje un aspecto lavado o manchado.
Cuando las partículas de tinta absorben la luz del láser, se disuelven en fragmentos y son absorbidas a través del sistema inmunológico para ser eliminada del organismo. Por lo general, el proceso tarda algunas semanas. Cuanto más grande es el tatuaje, más sesiones se necesitarán para disolver las partículas de tinta.
La ventaja de este tratamiento en la eliminación de tatuajes, es que es el Spectra Laser es capaz de ser aplicado sólo en las células cubiertas de tinta. El láser es el único que provee de resultados eficaces con una eliminación completa del dibujo en la piel, y los resultados se ven desde la primera sesión.
La cantidad de sesiones necesarias varían de acuerdo al caso en particular, y además depende mucho del color del tatuaje. Los tatuajes azules oscuros son más fáciles de quitar, no sucediendo lo mismo con los colores claros, y los más difíciles de sacar son los hechos en verde claro y celeste.
Otro detalle a tener en cuenta, es que influye el tipo de tinta usada y la profundidad en la que se alojó la misma durante el proceso de tatuado.

Las sesiones se deben realizar cada 21 a 30 días, esto es porque el cuerpo necesita de un período de tiempo determinado para deshacerse de los restos de tinta, aproximadamente 6/8 sesiones.

©️ Clínica Boutique - Desarrollado porDiseño Web Valor Digital